Petit Suisse caseros para los Fillnsqueeze

Una de las razones por las cuales me enamoré de los Fillnsqueeze es que podía hacer comida bebible a mi gusto. 

Mis hijos adoran los petit suisse bebibles, les vuelven locos.... 

Adoran el sistema de beber la fruta, adoran la fresa, pero dos cosas: no son baratos ni son muy sanos, con tanto azúcar y grasa del queso y la nata.
Así que investigué por la red para encontrar unos petit suisse para poderlos incorporar en los recambios del fillnsqueeze.

Instrucciones

Prepara un bol y coloca las fresas limpias, cortadas y sin el rabito con azúcar o estevia, y tritúralo todo con el mazo del fillnsqueeze o con el minipimer.


En otro recipiente, coloca las láminas de gelatina neutra y ponles agua para que se queden blanditas. Pon a calentar un cazo con las fresas y el azúcar hasta que empiece a hervir, y en ese momento, apaga el fuego y añade la gelatina. Nosotros hemos cambiado el azúcar por la estevia.

Remueve todo bien y ve añadiendo poco a poco la nata líquida y el queso crema. Sigue removiendo hasta que la mezcla quede toda igual, sin grumos.


Cuando lo tengas, ponlo dentro del recipiente del Fillnsqueeze y ya puedes rellenar los recambios.


Mete todos los recipientes en la nevera durante al menos 6 horas para que se enfríen y cuajen.

Una vez pasado este tiempo, ya estarán listos para comer. El sabor es riquísimo y muy parecido a los que compramos pero 100% naturales.

A nosotros nos gusta ir cambiando las frutas, a veces mezclamos fresas con plátanos, otras veces los hacemos con manzana y naranja.... ¡les chiflan!

 

Ingredientes para unos 10-12 fillnsqueeze

 

  • 500 gr de fresas maduras, o cualquier otra fruta
  • 300 gr de queso crema, nosotros las usamos sin grasas
  • 200 gr de azúcar o una cuchara grande de stevia en polvo
  • 3 láminas de gelatina neutra.
  • 400 ml de nata líquida

 

 

 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados