Masajes para el abdomen, ideales para reducir la grasa acumulada después del embarazo

 

Después del embarazo, y por mucho que nos hayamos adelgazado, e incluso haciendo ejercicio, en nuestro barriga podemos seguir  teniendo grasa localizada o tener la piel un poco flácida.

 

Hoy queremos hablarte de los masajes en el abdomen que permitirán corregir y mejorar la figura.

 

Si la hinchazón abdominal se debe al estreñimiento, debemos comenzar haciendo un masaje con círculos pequeños alrededor del ombligo, en sentido horario. Los vamos extendiendo hasta ocupar toda el área abdominal.

Pero también existen masajes abdominales para reducir la grasa excedente poco a poco, aunque no podemos esperar milagros, si no nos cuidamos en otros aspectos. Debemos tener en cuenta que los masajes agresivos pueden dañarnos, y que debemos tener especial cuidado en el área del hígado. Es conveniente que:

 

  1. siempre utilicemos alguna loción o aceite para masajes y más si es natural y de almendras mejor, porque te corregirán las estrías que te hayan podido quedar. Te recomendamos encarecidamente nuestro aceite natural Bonny Baby Oil.
  2. que la persona a la que se le vaya a hacer el masaje esté lo más plana posible.
  3. Empezar por el lado del hígado e ir poco a poco hacia el izquierdo.

Podemos llevar a cabo pequeños toques con los dedos, cerrar los puños y formar herraduras, usar la parte inferior de la palma de la mano -la más cercana a la muñeca-, o agitar suavemente cada lado.

Lo ideal es que realicemos un masaje de al menos quince minutos y máximo media hora al día. Intentar ser lo menos bruscos posibles para no dañar órganos internos.

 

 

 

Nota importante: no debemos realizar masajes abdominales luego de haber comido, si estamos embarazadas, si tenemos inflamación en los órganos femeninos, si tenemos cálculos en la vejiga, los riñones o la vesícula biliar, hipertensión, hernias, o úlceras intestinales o estomacales.

Beneficios del masaje abdominal

 

Con los masajes no perderemos muchos kilos. Sin embargo, es un excelente complemento de una dieta saludable y algo de ejercicio, ya que ayuda a estimular los sistemas digestivo, linfático y cardiovascular. Y si te los hace tu pareja mejor, porque os dedicaréis un rato íntimo y bonito. 

Además, el masaje genera calor, lo que derrite el tejido adiposo. La mejor circulación de oxígeno dejará nuestra piel más suave, las toxinas irán eliminándose a través del sistema linfático.

No solo eso, el masaje ayudará a tonificar los músculos, y como bien sabemos, aunque los músculos pesan más que la grasa sí nos notaremos más delgados. 

 

Fuente:

 

Otra Medicina.

 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados