Semana 13 Embarazo

Semana 13 Embarazo

06 julio, 2018

Semana 13 Embarazo

Finalmente has llegado al comienzo de tu segundo trimestre. 

En el segundo trimestre de embarazo puedes sentirte con más energía.

¿Qué está pasando a las 13 semanas?

  • Los riñones de tu bebé están empezando a funcionar
  • Puedes experimentar cambios en tu piel y cabello
  • Examen del pliegue nucal (si todavía no lo has hecho)
  • Puedes tener más energía, ideal para empezar a hacer ejercicio

¿Cuánto mide tu bebé?

Tu bebé ya es del tamaño de un limón.

Va Creciendo bien, mide unos 7.4cm y pesa unos 23 gramos, respira, bebe, bosteza, degluta y hace pipí porque ya empiezan a funcionarle los riñones, así que el líquido amniótico que traga lo puede expulsar.

Ya tiene 20 dientes de leche debajo de las encías y sus cuerdas vocales se están desarrollando.

Si tienes una niña, ya tiene dos millones de óvulos en sus ovarios.

 

Tu bebé tendrá el tamaño de un limón cuando tenga 13 semanas de embarazo.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

Probablemente te sientas aliviada ahora que estás en el segundo trimestre, porque las probabilidades de aborto han disminuido enormemente.

Las hormonas del embarazo se están tranquilizando y es probable que si tenías náuseas matutinas las dejes de tener o las tengas bastante menos. Puede ser que notes también un aumento de tu libido.
Hay muchas mujeres que en esta etapa nos sentimos radiantes, empieza una especie de florecimiento donde el cabello, la piel y las uñas son los mejores de tu vida. 
Puedes notar que no necesitas lavarte el cabello con tanta frecuencia porque ya no se vuelve graso o que problemas en la piel como manchitas de grasa o granitos desaparezcan.
Pero también puedes notar otros cambios en la piel como manchas más oscuras en algunas áreas. Esto se conoce como 'cloasma', 'melasma' o 'la máscara del embarazo' y se cree que hasta el 70% de las mujeres embarazadas las tienen, aunque es cierto que en la mayoría de los casos son casi imperceptibles.

Si aparece, es posible que puedas cubrirlos con maquillaje por ahora. Sin embargo, no te preocupes: en la mayoría de los casos, la pigmentación se desvanece a los pocos meses del parto.
Qué esperar esta semana: triple screening

Cuando estás embarazada, siempre existe la posibilidad de que tu bebé nazca con el síndrome de Down, una condición genética que causa problemas de aprendizaje y características físicas particulares.

A medida que envejeces, la posibilidad aumenta. Una mujer de 20 años tiene entre 1 y 1.500 posibilidades de tener un bebé con síndrome de Down, mientras que una mujer de 40 años tiene una probabilidad de 1 entre 100.

A cada una de las futuras mamás se le ofrece algo llamado exploración de translucencia nucal (NT), que ayuda a evaluar la posibilidad del síndrome de Down.

En un par de semanas tu matrona tendrà los resultados de la prueba.

Si las pruebas de detección muestran que hay una gran probabilidad de que tu bebé tenga la Síndrome de Down (es decir, sus resultados muestran una de cada 150 posibilidades o menos), la matrona te informará sobre tus opciones. Estos pueden incluir tener más pruebas como:

  • Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS): donde se analiza una pequeña muestra de placenta, generalmente durante las semanas 11-14 de embarazo.
  • Amniocentesis: donde se analiza una muestra de líquido amniótico, generalmente durante las semanas 15-20 del embarazo. En la amniocentesis no solo se puede ver si hay riesgo de síndrome de Down sino muchas más patologías.
  • También hay otros tests prenatales no invasivos que tampoco los cubre la seguridad social aunque está en estudio
 
Qué hacer esta semana: ejercicio

Si por fin tienes más energía, ahora es un buen momento para ponerte a hacer ejercicio. 

La investigación muestra que el ejercicio es muy beneficioso en el embarazo. Puede ayudarte a prevenir complicaciones como la preeclampsia, la diabetes gestacional y también reduce el riesgo de necesitar una cesárea o tener un bebé con bajo peso al nacer.

También te servirá de mucho después de la llegada del bebé porque estarás más fuerte y te permitirá aguantar las horas sin dormir y el cansancio extra.

Lo importante es no exagerar, con la práctica de ejercicio moderado ya tendrás suficiente. Sin embargo, si estás acostumbrada a hacer ejercicio regularmente, puedes mantener un cierto nivel de forma física por ahora. Puede serte útil unirte a una clase de ejercicios específica para el embarazo.
El ejercicio ideal para el embarazo incluye:
  • nadar
  • caminar
  • bailar
  • clases de Aquanatal
  • yoga
  • pilates
Asegúrate de leer lo que se debe y lo que no se debe hacer antes de comenzar a hacer ejercicio durante el embarazo.

Toma nota de lo que tu cuerpo te está diciendo. En el primer trimestre, puedes marearte o sentirte agotada si te excedes. Más adelante en el embarazo corres más riesgo de perder el equilibrio a medida que crece la barriga.

Evita los deportes de contacto y cualquier actividad con potencial de caídas, como montar a caballo, judo, ciclismo, squash o esquí.

Consulta a un médico si notas sangrado vaginal, dificultad para respirar, palpitaciones o dolor en la espalda o la pelvis.
No sobrecalentar.
No hagas ejercicios de espalda, sobre todo después de 16 semanas, ya que la barriga omprimiría un vaso sanguíneo importante, reduciendo la circulación y debilitándote.
Busca consejo antes de empezar a hacer ejercicio si:
 
  • esperas mellizos o más.
  • tienes antecedentes de parto prematuro.
  • has experimentado algún sangrado en el embarazo.
  • tienes placenta previa.
  • experimentas dolor muscular, articular o de espalda
  • tienes alguna condicionante medico o presión arterial alta.
Tu lista de tareas de 13 semanas

Reserva vacaciones: si te apetece alejarte antes de que llegue el bebé, puedes volar hasta las 37 semanas de embarazo (32 semanas con gemelos), así que asegúrate de no dejarlo para demasiado tarde.
Invierte en un buen protector solara para tu piel: tu piel es más sensible al sol durante el embarazo, por lo que llevar un SPF30 diario en la cara puede ayudar a prevenir la pigmentación.

Puedes dejar de tomar ácido fólico, aunque no te hará ningún daño si lo estás tomando como parte de un multivitamínico, el tubo neural del bebé se habrá cerrado, por lo que no es necesario tomar ácido fólico una vez que estés en el segundo trimestre. Se recomienda continuar tomando vitamina D (10 microgramos por día) durante el embarazo y la lactancia.

Confirma tu próxima cita con la matrona;  debe realizarse cuando estés en las 16 semanas de embarazo.
¿Quieres saber qué te va a suceder la semana 14?

Deja Un Comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios los verificamos antes de publicarlos.