Cómo evitar dolores durante el parto

Cómo Evitar Dolores Durante el Parto

Cómo Evitar Dolores Durante el Parto

Cuando se prepara para el parto, gran parte de la atención se centra en sobrellevar el dolor de cada contracción. Las contracciones no son constantes, van y vienen. Durante las contracciones, las mujeres sienten muchas sensaciones, como presión y dolor, pero entre las contracciones, gran parte de los dolores desaparecen y nos sentimos de maravilla.

En el inicio del parto, las mamás sienten tranquilidad durante unos 4-6 minutos (entre contracción y contracción). A medida que las cosas avanzan, el descanso se va acortando, pero en un parto activo todavía hay una friolera de 2-4 minutos entre contracciones.


Según el blog Mother Rising Birth los padres que hicieron esto entre las contracciones redujeron el dolor:

¿Qué podemos hacer para aliviar el dolor?  Un consejo es usar los descansos entre contracciones. ¿Haciendo qué?


Atar cabos sueltos
En inicio del parto, las contracciones son cada 5 a 7 minutos, y duran unos 30 segundos, y las mujeres generalmente pueden continuar con su vida normal: hablar, andar, y terminar trabajo pendiente en casa:

  • Ordenar la casa
  • Poner el lavavajillas
  • Sacar la basura
  • Compras cosas pendientes
  • Sacarse la última foto embarazada
  • Comer un mini snack
  • Poner la comida y la bebida al gato
  • Repasar que realmente lo tenemos todo en la Bolsa para el Hospital

Dormir
Cuando hayáis terminado las cosas más sencillas, te recomendamos que descanses y trates de dormir lo más que puedas. Un parto suele ser largo, e increíblemente agotador, por lo que es conveniente descansar en el inicio.

El descanso debe ser una prioridad , sobretodo si las contracciones son durante la madrugada. Apaga las luces y los móviles, e intenta descansar entre contracciones. Si a pesar del reposo, el parto continúa siendo más largo, más fuerte y más cercano, ¡es la principal señal de que estás realmente de parto!

Mantén tu humor, bromea con tu pareja y, en la medida de lo posible, encuentra la diversión en la experiencia del parto. Sentirás emociones, miedos, risas, lágrimas. Disfruta el momento, estás apunto de tener a tu bebé en brazos.


Mantente hidratada y come bocaditos

Durante las contracciones es bastante difícil tomar líquidos, pero entre las contracciones es un momento maravilloso para priorizar la hidratación (agua o bebidas isotónicas). Algunos padres quieren saber si pueden comer entre las contracciones. ¡La respuesta es sí! Las mujeres se benefician absolutamente de comer y beber durante el parto. 

Durante una contracción puede ser difícil masticar y tragar los alimentos, por lo que es mejor esperar para comer entre las contracciones. Los alimentos ligeros como las frutas, o las sopas son algunos buenos alimentos que se pueden comer durante el parto. Por cierto, vomitar durante el parto puede ser bastante normal.

Ir al baño
Lo que entra debe salir, ¿verdad? Muchos padres quieren saber si pueden hacer caca entre las contracciones. ¡La respuesta es sí! ¡Vaciar los intestinos es incluso un signo de parto!

Los beneficios de ir al baño entre las contracciones son:

  • Cuanto más caca durante el parto, menos caca habrá cuando empujes.
  • Una vejiga vacía deja espacio para que el bebé se coloque mejor en la pelvis.
  • Estar en el baño fomenta el proceso de parto para avanzar.


Dar y recibir afecto
Dar y recibir afecto de tu pareja u otro ser querido es algo precioso para hacer entre contracciones. La conexión con la pareja de uno en particular puede ser extremadamente relajante, e incluso puede eliminar el miedo y augmentar la confianza.

Abrazarse, besarse, tocarse, masajearse, etc., todos alientan la liberación de la hormona oxitocina, que es una hormona que hace que nos sintamos bien. ¡La oxitocina también es una importante hormona del parto! La oxitocina hace que las contracciones se vuelvan más largas, más fuertes y más cercanas, que es lo que queremos

Conectar con el bebé
Otra cosa que los padres deben hacer entre las contracciones es conectarse con su bebé. A veces, con todo lo que sucede durante el parto, es fácil olvidar que los bebés están pasando por una gran experiencia.

¿Se moverá el bebé entre las contracciones? ¡Sí!,  a veces sus patadas pueden causar más contracciones. Cuando notes que el bebé patea o se mueve entre las contracciones, este puede ser un buen momento para conectarte con el bebé, dile cosas, acaríciate la barriga, cálmale con vuestras canciones. Conoce tu voz, se conectará aún más contigo. 

Desténsate
Cuando sentimos dolor nos tensamos. Intenta hacer un esfuerzo para relajarte. 
Una forma fácil des dejar caer los hombros. A continuación, relaja la cara y la mandíbula. Después de eso, intenta abrir las manos.

Que tu pareja te haga un masaje 
El masaje es una excelente manera de aprovechar el tiempo entre las contracciones. El objetivo aquí es fomentar la mayor relajación posible y evitar la tensión. Con el masaje podemos conseguir reirnos, conectarnos y destensarnos.
A algunas mujeres no les gusta que las toquen durante las contracciones - si es tu caso, no pasa nada. Si no te apetece, no lo hagas.

Un buen lugar para comenzar un masaje son las partes del cuerpo mencionadas anteriormente: los hombros, la cara y las manos. 

Toma respiraciones profundas
Otra forma de liberar la tensión entre las contracciones es tomar respiraciones de limpieza profunda y, al exhalar, “dejar que todo se vaya”.

Si estás leyendo este artículo es - seguramente - que tu parto se acerca- Enhorabuena. Intenta poner en práctica algunos de estos consejos y a ver qué tal. Pronto vas a tener a tu bebé en brazos. ¡Felicidades!

 

Fuente e inspiración: Según el blog Mother Rising Birth.

 

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados