Cosas que me hubiera gustado saber antes de empezar con el BLW o con los purés

El BLW de entrada da miedo - PÁNICO- a muchas familias.

Aquí os dejamos alguns consejos que me hubiera gustado saber antes de darle a mis hijos otra alimentación que no fuera leche:

  

Con el BLW tu casa será un caos. Asúmelo y Haz Broma de ello.

Cuando tu bebé empieza con la alimentación complementaria a la lactancia natural o artificial nos hace mucha ilusión, sobretodo con el primer hijo. Ya puede comer verdura! Ya puede comer fruta! Lo que no nos imaginamos es que la limpieza en casa entonces pasa a otro nivel, es catástrofica.... sea BLW o no. El suelo, las paredes, la trona, el sofá, la hamaca, tú mism@ , e incluso el perro y/o el gato, acabaréis sucios, muy sucios, llenos de manchas difíciles de sacar....(Así que te recomendamos que uses el TIDY TOT o una GRAN TOALLA que puedas poner debajo de la trona para que tu bebé se lo pase pipa intentado agarrar con sus cubiertos o manitas zanahorias, brócoli o plátano.)

Si decides empezar con el BLW, te avisamos de que vas a escuchar muchos comentarios - sí, sí, esos que dan rabia - de las abuelas paternas y maternas que te dirán que los niños no deben jugar con la comida. Pero es que el BLW básicamente se trata de que los peques experimenten con la comida, con sus sabores, texturas y colores, formas que se deforman, manchan o pican.

No te Presiones con el BLW, ni con nada.

 



Es frustante preparar la comida cuidadosamente, con tanto amor, tanto tiempo...para que luego....

 

Vale, vale, lo admito.... preparar la comida con mucho tiempo dura 3 días, o quizás 1 semana, o 2.... no te agobies, no eres mala madre, ni padre, por cocinar menos tiempo y estar más rato haciendo otras cosas, como bañarlo, cuidarlo, o tender ropa, incluso leer un libro. Con el BLW da la sensación de cuanto más horas inviertas en su comida, más la va a rechazar. Es decir, hay como una ecuación matemática que es:

 

 la cantidad de comida rechazada es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que has tardado en preparar la comida.

 



¿Has pasado horas haciendo una crema de zanahorias y calabazas?

La tirará en el suelo.

 

En cambio en el parque verá una madalena de un amigo, y se la comerá en segundos.
 
Si decides darle purés, no los hagas cada día, dedícate unas horas a la semana para hacer muchos tarritos y congélalos. Si decides practicar el BLW, no te agobies con la comida que pueda comer o no, a no ser que tenga alergias, no pasará nada si les das algo antes de lo que te dice el médico. Entre mis hijos los alimentos que le podíamos dar a uno y al otro y la dichosa tabla de introducción de alimentos no se parecía en nada, y sólo se llevan entre ellos 27 meses. Pero te darás cuenta en seguida si una cosa no la tolera. Recuerdo que en mi segunda hija un día la pediatra me dijo: ahora ya puede comer cordero. Y yo le contesté... ahhhh, ¿que no podía? llevaba meses haciéndolo. :-) Y no le había pasado nada de nada.

 

El BLW - aunque parezca imposible - puede hacerte la vida más fácil e incluso más sana, porque si piensas en sus comidas y las tuyas toda la familia puede comer lo mismo. Y como que tu no tenías tendencia - probablemente - a comer verdura a diario e incluso en cada comida, ahora quizás lo hagas. El brócoli que hagas para él puede ser el almuerzo de todos, la tortilla de calabacín, la cena de todos. No tendrás la necesidad de cocinar dos veces, comeréis todos de forma más sana, y con menos sal (siempre te la podrás añadir a última hora). 

Y no te sientas culpable si alguna vez le das algún potito de compra... No eres mal padre/madre por esta razón! También puedes tener tortitas de arroz - que son fáciles de conseguir - o hacerle comida bebible y sana con el Fillnsqueeze!


Y si no te funciona, de entrada....no pasa nada, de verdad!!!!

Recuerdo el pánico de aquellos primeros días de BLW... por la comida que acababa tirando cada día, desperdiciada.... y todo el suelo sucio.... entonces una mamá sabia - que no solo recibimos comentarios fuera de tono sino también grandes consejos - me dijo: ei! que tu bebé está recibiendo muchísimo alimento con la leche que toma (tanto si natural como artificial).... ¿cómo no lo había pensado antes? Pero es que además, la maternidad nos enseña que podemos fracasar, caer y volvernos a levantar. Cuando tu hijo tiene un día, semanas, meses, años, .... como dejar el pañal.... cuando tu puedes estar preparada él quizás no.... y tienes dudas, y puedes fracasar, y crees que no lo haces bien. Pero al final lo consigues.  Y lo que te funciona con uno, quizás con otro no y al revés. Nos adaptamos, nos equivocamos, aprendemos, y luego piensas: ¿cómo lo hice? Y casi ni lo recuerdas.


Una vez que te das cuenta que el BLW es básicamente una exploración todo pasa a ser menos frustante y más relajante. Aparte es una grande lección para aprender a organizarse con las comidas familiares de por vida.

Caras divertidas no significa que no le guste

Los bebés pueden hacer caras divertidísimas cuando prueban algún alimento nuevo por primera vez.... y no significa que no les guste, sino que están alucinando con el sabor. Alguien me dijo que un bebé tiene que probar los alimentos 10 veces antes de que realmente sepa si le gustan o no.... ¡No te desesperes!
A veces lo rechazan por el color, porque no lo pueden agarrar o porque en ese momento no les interesa.

Y no te engañes, no vas a dormir de un tirón de repente

Empezar con el BLW o la alimentación complementaria no significa que vayas a dormir de un tirón.... cuantas veces me lo había pensado.... qué ganas tenía de darle purés llenos de comida para que no se despertara por la noche.... y no... no pasó. Así que darle más comida que tu leche no significa que vaya a dormir más, igual con algún peque en concreto sí, pero con la gran mayoría no. 

Ánimos, que si has llegado hasta aquí es que tienes interés y seguro que lo estás haciendo muy bien.

Que sí.

De verdad.

 

:-)

 

 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados