7 cosas sorprendentes sobre tu segundo bebé

7 cosas sorprendentes sobre tu segundo bebé

7 cosas sorprendentes sobre tu segundo bebé

 

Cuando le das la bienvenida a tu segundo bebé al mundo, sientes que ya deberías estar acostumbradx a toda la movida. Pero hay cositas que te van a sorprender.


Aquí te vamos a enumerar algunas. 

  1. Lo verás tan pequeño! O al mayor, lo vas a ver de repente taaaaan mayor!
  2. Vas a reconocer lo que significa cada tipo de grito o lloro de inmediato. Es la práctica que tienes después de oir tantos lloros de tu primer hijo. Esta vez, es mucho más fácil distinguir entre el uuaaaaa que significa que tiene hambre o el de que tiene sueño.
  3. Duermen muchas horas. PERO, en ese caso, ¿por qué no fue fácil con tu primer bebé? es la práctica y tu tranquilidad. Simplemente. Pero ahora cuando duerma, no podrás echarte la siesta.... tendrás que estar con tu otro peque. Es de agradecer que el hermano pequeño se porte bien para que puedas tener tiempo para el mayor.
  4. Dos es mucho más que uno. Dos niños, dos manos, pero de alguna manera te sientes como si tuvieras el doble de trabajo. Más cansancio, más tiempo sin dormir (el del primer hijo, juntado con el del segundo). Cada uno requiere atención.
  5. Algunas cosas se arraigan automáticamente y otras son más complicadas.

Instintivamente sabes la mejor manera de sostener a un bebé y las formas de tranquilizarlo para que duerma, y ​​eres un expertx en temas que fueron anteriormente un desafío. Pero en algunas cosas te sorprenderá y se mostrará distinto al primero. Por ejemplo, puede ser que tu primer bebé le encantara ir en coche y el segundo no pare de llorar cuando entra en cualquier vehiculo. Tendrás que aprender nuevos desafíos que te podrán desmontar.
6. Son totalmente diferentes a tu primer bebé.Bien, así que en el fondo de nuestro corazón sabemos que todos los bebés son diferentes, pero sucede algo extraño cuando estamos embarazadas. Nos imaginamos un miniyo o un minicompañero. Y, por supuesto, son un ser único. En apariencia y personalidad. El primer bebé puede ser super tranquilo, y el segundo super activo, o al revés.
7. Tampoco pensaste que sería posible amarlos tanto como al primero.
Puede que no lo hayas admitido en voz alta, pero una parte de ti no estaba convencidx de que pudieras amar a otro bebé con la pasión que todo lo que tienes por tu primogénito. Pero lo haces. Y parece como si el corazón se te multiplicara de repente y haya espacio suficiente para amar a otro hijo igual.

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados