Sentirse Querido

6 cosas que los niños necesitan para sentirse queridos

6 cosas que los niños necesitan para sentirse queridos

Amas a tus hijos incondicionalmente. Sin embargo, todos estamos súper ocupados y a veces - demasiado a menudo - nos cuesta encontrar tiempo para respirar, es aún peor si tenemos que estar con nuestros hijos sin pensar en la colada o que tenemos que mandar un email.

Afortunadamente, hay cosas simples que podemos agregar a nuestro día a día que reconfortarán a nuestros peques, se sentirán queridos y también nos van a a desestresar.


Alejarnos del teléfono
Cuando estemos con nuestros hijos, no llevar el móvil.Es importante prestar atención completa a nuestro hijo. También quiero compartir que si el 95% de las veces estamos sin el móvil cuando estemos con nuestros hijos, ellos deberán entender que por motivos de urgencia, alguna vez tengamos que tenerlo encima.

Dedicar tiempo específicamente a cada hijo
Pasar tiempo dedicado especialmente a cada uno de ellos. No siempre va a ser posible, pero debemos hacerlo siempre que podamos. Es más fácil de lo que parece. Hay niños más demandantes que otros, a veces también depende del momento emocional que están pasando. Puede ser el ratito en el coche mientras vamos a buscar al otro. Momentos de mimos, de confidencias, de risas.  Y si tienes más tiempo, dedicarle unas horas, ir de compras, mirar una película juntos o leer un cuento.

Establecer límites
Puede sonar extraño, pero tener reglas y límites domésticos en realidad os ayuda a todos ... incluso si se queja sobre su hora de irse a la cama o si tiene que quedarse en la mesa hasta que todos hayan terminado. Es bueno para ellos y para la familia. Es importante tener un marco para que todos sepan lo que se espera de ellos. Tener un equilibrio de flexibilidad y límites hace que los niños sean más felices y seguros. 

Juega con tu hijo
Desde colorear hasta modelar plastilina o cocinar juntos, tu hijo disfrutará mucho más de cualquier actividad si la hacéis juntos. Ah! Importante, es mejor hacer juntos las cosas que nos gustan a los dos. ¡Y seguro que hay muchas!

No interrumpas a tu hijo

Tengo que admitir que es de lo que más me cuesta! Escuchar atentamente es bueno para tu hijo, igual que con otra persona. Escuchar, preguntar, no negar su sentimiento ni emoción. Se puede interrumpir, pero siempre debe poder terminar lo que estaba diciendo.

Los amigos de tu hijo
Si su mejor amigo viene a casa, lo harás tan feliz! Y además te darás cuenta lo que ríen, lo que juegan, lo que se entienden. Y también entenderás por que se han elegido. 


 

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados