¿Cómo puedo ser un papá prolactancia?

Es importantísimo que APOYES a la mamá lactante para que se sienta cómoda y feliz. Necesita un descanso extra, y tu apoyo en tareas domésticas le provocará un aumento de la producción de la leche materna porque estará menos estresada, y como pareja os unirá más.

¿cómo puedes ayudar?

Responsabilizándote de las cenas. Así ella tendrá más tiempo y tranquilidad, y mejor humor, para los atardeceres que ya sabemos que son el ratito en el que el bebé está más nervioso y necesita más a una mamá tranquila. Apóyala en privado, pero también en público,  especialmente cuando otros amigos y familiares – aunque llenos de buena intención aunque por el momento no te lo parezca – hagan comentarios molestos acerca de vuestra opción. Baña al bebé y / o ponlo a dormir Cámbiale el pañal (ya sabemos la peste que hace, pero venga, que es tu bebé). Dedica un ratito a estar con tu bebé, piel con piel, en tu pecho desnudo. Le provocará calma. A él y a ti. Los padres son especialmente útiles para calmar el llanto del bebé. A los bebés les encanta tumbarse en el antebrazo de su padre, es genial para aliviar cólicos. Las mamás  muchas veces nos ponemos más nerviosas y no les ayudamos a calmarnos, al contrario. Un nuevo bebé en la familia suele ser estresante - con independencia de que el bebé sea alimentado con leche materna o de fórmula - . Incluso en las familias mejor conectadas las cosas pueden ser muy difíciles. Trata de hablar de los pequeños problemas, lo que te molesta y lo que crees que le molesta a la mamá, antes de que  se hagan más grandes.  Dedicaros tiempo, e intentad que las conversaciones no giren solo al entorno de cacas, eructos, o pañales. Dile que está guapa, porque sabes que lo está, recuérdaselo. Y dile también que lo está haciendo bien. No es una competición de cariño. Recordad lo que os unía antes. Los papás son ideales para: -          Plegar y desplegar silla de paseo. -          Jugar al Tetris para que quepan todas las locuras que la mamá se quiere llevar, por si se pone a nevar, por si podéis ir a la playa, por si llueve, por si hace frío, por si.... y seguro que lo que necesitáis os lo vais a dejar y tendrás que ir a las tantas a comprarlo. -          Poner el desván la cantidad de ropa que ya no le va bien o las miles de cajas de ropa o utensilios varios que las familias os han “regalado” cuando han sabido que estabais embarazados. -          Abrazar a mamá. -          Tranquilzarla. -          Y sobretodo, AMARLA. Inspirado en: http://www.babyandmelc.com/Home/hows-whys/how-can-you-become-a-breastfeeding-father

Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados